‘Dedicarte al porno es como dedicarte a otra cosa cualquiera’: Amarna Miller

Para Amarna Miller, la pornografía puede estar llena de momentos surrealistas.

‘Estaba yo en Budapest rodando una escena y mientras estábamos rodando, una abeja entró en el set de rodaje y el chico que trabaja con el sonido tuvo que parar todo para poder cazarla y entonces el actor se subió a una mesa totalmente empalmado, saltando mientras lanzaba cojines al techo para cazarla en la alfombra, y me decía, ¿cómo ha llegado mi vida hasta este punto?’

Es bastante seguro que alguna vez hayas visto a Amarna, al menos si te gusta el porno. Su cabello es intensamente rojo; sus ojos, azules e inquisidores, y su nombre esconde secretos del antiguo egipto y del erotismo que Henry Miller plasmaba en libros con títulos de trópico y en cartas a Anaïs Nin. Tiene en su haber más de 50 películas para todos los gustos héteros, lésbicos y con un poco de BDSM de vez en cuando, y se dio el gusto de empezar con su propia productora cuando apenas tenía 18 años. Hoy tiene como sede la ciudad de Los Ángeles, en donde las más grandes productoras de pornografía producen los filmes con los que seguro te masturbarás dentro de poco.

Sin embargo, Miller es también conocida por ser el famoso rostro del Salón Erótico de Barcelona de este año, en un video viral donde no hubo hipócrita sin sentirse aludido, sacerdote sin tic nervioso, político sin aclarar la garganta, y mucho menos algún conservador que no dejara un comentario lleno de ira en YouTube. Y si no llegaron a verlo, pues aquí lo tienen:

Como todos sabemos, el video trajo discordias y polémicas sobre la realidad española, pero también de muchos países de Latinoamérica. Uno de los comentarios que puede leerse en YouTube dice así: “una actriz porno razona mucho mejor que el presidente del Gobierno y aun así está peor vista”; y la verdad es que la frase es un ejemplo perfecto de toda la controversia que generó el spot publicitario, que según nos cuenta la misma Amarna, tenía rato cocinándose antes de estrenarse en septiembre.

‘Me contactaron hace bastante tiempo para ser la portavoz. Dije que sí, y la productora me pasó el guión. Me pareció que lo que decía iba muy en la línea de mi propio discurso, así que me lancé al carro, y bueno… ¡maravilloso! Tanto yo como los del Salón quedamos muy contentos con el resultado.’

¿Sabías que iba a causar el revuelo que causó tanto del lado que la gente que lo apoyaba como el de la que no?

Era un video que se hizo para volverse viral; era la idea que se tenía en mente cuando se rodó. Otra cosa es la repercusión que tuvo tanto a nivel nacional como internacional. Me contactaron medios de Chile, Argentina, México, Sudamérica y Centroamérica, he llegado a dar entrevistas para Alemania, para Francia… y eso sí que no me lo esperaba. Me parecía que iba a tener repercusión en el ámbito nacional porque estamos tratando temas que son muy picajosos, muy toca pelotas dentro de España, pero no me esperaba que tanta gente fuera de nuestro país se diera por aludido, en un tema que levanta tantas ampollas. Me llamaban el otro día de una radio de México diciendo, “bueno, esto lo has hecho para España, pero podría ser perfectamente nuestro país”, y me dije, mira, al final no estamos tan solos.

Amarna es abierta, casual, y muy divertida cuando conversamos con ella. Nos la imaginamos sentada al estilo indio y en pijamas desayunando en Los Ángeles después de que nuestra cita se retrasa por motivos laborales (no preguntamos detalles), y todo parece tan doméstico y mundano que no podemos evitar preguntarle sobre un día normal de rodaje. Si bien Paul Thomas Anderson le quitó un poco de misterio al mundo porno con Boogie Nights, un punto de vista femenino es bastante interesante.

‘Este es un trabajo como otro cualquiera: a veces tienes días buenos, a veces tienes días malos, a veces tienes que trabajar con gilipollas y a veces te encanta tu compañero de rodaje. Es como en cualquier otro trabajo más normativo, lo que pasa es que este tiene un estigma más grande.’

¿Qué es lo que haces usualmente en un día de trabajo? Siento que la gente tiene esta imagen misteriosa sobre las estrellas porno: son putas o putos para algunos o dioses míticos para otros.

Un día normal empieza como a las ocho o nueve de la mañana. Ayer por ejemplo tuve un rodaje, llegué allí a las nueve de la mañana, estuve en maquillaje, peluquería y vestuario como hasta las doce más o menos y a las doce llegaron los actores. Nos dieron el guión, nos explicaron más o menos de qué iba a ir la escena: la idea para la escena de ayer era que mi marido y yo éramos una pareja swinger que intercambia sus parejas, y tenemos otra pareja de amigos con la que acabamos ligando y teniendo sexo. Primero hicimos toda la parte que es de comedia, de actuación, y luego pasamos a la escena de sexo, firmamos nuestros contratos, hacemos fotos de nuestros carnets de identidad, DNI y demás documentación, se nos da un cheque con nuestro pago y volvemos a casa.

Fuente: Morbo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

More 1367 posts in Tendencia category
Recommended for you
Acusan vocalista de Decapitated de violar a una fan

La gira estadounidense de Decapitated, una banda polaca de 'death metal', se ha interrumpido porque...

WhatsApp